Nicaragua: CEJIL pide a comunidad internacional estar pendiente de audiencia de personas defensoras detenidas por entregar agua
Publicación: 29.Noviembre.2019

Managua. 29 de noviembre del 2019.– El pasado jueves 28, el Juzgado Quinto Distrito Penal de Audiencias de Managua, suspendió la Audiencia inicial programada en el caso de las 16 personas defensoras de derechos humanos detenidas el 14 de este mes cuando llevaban agua a las madres que se encontraban en huelga de hambre en Masaya, Nicaragua.

De acuerdo con la notificación recibida, la audiencia se suspendió por una afectación a la salud del juez a cargo, y alegando que "en los procesos judiciales son hábiles todas las horas y días del año", la sesión se reprogramó para el sábado 30 de noviembre a las 5:00 pm.

Para Claudia Paz, directora para Mesoamérica del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), estos hechos generan muchas inquietudes. "Nos preocupa esta suspensión, que no se respalda en un motivo justificado, en tanto alarga la privación ilegal de libertad que ya sufren las y los defensores de DDHH. Además, tememos que el día y la hora elegidos pueden hacer que la audiencia tenga menos visibilidad. Por ello llamamos a la prensa, a la comunidad internacional y a todas las personas interesadas en los derechos humanos a estar pendientes de esta audiencia y a exigir que se respete el derecho a defender derechos", señaló

A las 16 personas: Amaya Coppens Zamora, Atahualpa Quintero, Derlis Hernández, Hansell Quintero, Ivania Alvarez. Jesús Teffel, Jordan Lanzas, José Medina, Margarita Hurtado, Marvin López, Melvin Peralta, Neyma Hernández, Olga Valle, Roberto Buchting, Wendy Juarez y Wilfredo Brenes; se les acusa por el presunto delito de tráfico de armas en perjuicio de la seguridad pública de la población nicaraguense. Se trata en su mayoría de personas jóvenes, miembros de la Unidad Nacional Azul y Blanco; y de la Articulación de Movimientos Sociales de Nicaragua. Su detención se produce en el marco de una nueva ola de represión de la disidencia y de recrudecimiento de la violencia hacia quienes se oponen al Gobierno, como represalia a la acción humanitaria que realizaron.